Escrito por

¿Cómo elegir los hilados para el crochet?

Para continuar aprendiendo sobre éste bellísimo arte, daremos paso a la importancia de los hilados.
La elección del hilado para tejer crochet, es muy importante. De ella depende el éxito del tejido. Es bien sabido que éste tejido queda más grueso y consistente que el tejido tricot o llamado a dos agujas, diferencia que se presenta aún en puntos calados.

 

Para que la renda no resulte excesivamente gruesa, se elegirá el hilado adecuado al punto con que se hará el tejido. Sin embargo, ni aún en el caso de hacer un tejido muy abrigado se recurrirá a las lanas muy gruesas ya que estas al ser tejidas con aguja crochet, no lucen tan lindas como cuando se trabaja con dos agujas.

Para prendas de bebé son aconsejables las lanas con fibras sintéticas que no encojen a pesar de los lavados. Las fibras de laboratorios (acrílicas, dralon, nylon, etc.) dan también, excelentes resultados en este tipo de prendas, pero es necesario saber, antes de adquirirlas, si producen reacción alérgica en la delicada piel del bebé.

Estas, brindan prendas livianas, abrigadas, de colores inalterables y no se deforman ni apelmazan con los lavados.
Los hilados mezcla de lana y diversos pelos como los de llama, vicuña, angora y camello, son de una gran calidad y aunque su costo es algo más alto que el de la lana amerino, los resultados y la delicadeza de la prenda finalizada justifican absolutamente la diferencia.

Deben tejerse con puntos semiflojos con la finalidad de no perder la belleza del pelo.
Conviene elegir los hilos entre aquellos que garantizan no encoger ni decolorar. Los algodones deberán ser tejidos relativamente ajustados, eligiendo puntos semiflojos, ya que tienden a estirarse.

Para las prendas delicadas de invierno los hilados de tres o cuatro hebras finas son los más indicados. Para las prendas sport un hilado común de cuatro hebras es óptimo.

Las prendas de verano admiten hilados ligeramente retorcidos, de hilo con fibras sintéticas o lanas de dos hebras con hilados metalizados.

Para alfombras, colchas y mantas podremos elegir hilados de cualquier número de hebras, empleándolos simples, dobles o triples dependiendo el punto con el que realicemos el trabajo. La dimensión del gancho de la aguja variará dependiendo del espesor del hilado.

Imagen: cld
Vía: Enciclopedia del C y M

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?