UP

-     Escrito por canguro

Disfraz para los niños

¿A quién no le gustaba disfrazarse de chico para jugar? Que nuestras madres, abuelas o tías nos hicieran un disfraz o nos reformaran algunas cosas que ya no usaban era grandioso.

Yo recuerdo que usaba un disfraz de odalisca, bueno… que para mi era de odalisca. Que seguramente había pertenecido primero a algunas de mis primas.
Observando a la distancia y sin el entusiasmo que en aquel momento me daba, no eran más que unas telas de tul cosidas en forma amplia, con unos accesorios de bijuteri que ya nadie usaba.
Pero para mi… estaba vestida de odalisca. Y así podía jugar horas.

Es por eso que aprovechando el entretenimiento e imaginación que brindan los disfraces hoy les traemos la idea de realizar unos disfraces de flor.

Los materiales que necesitamos son:

  • Fieltro fino
  • Fieltro grueso
  • Máquina de coser o Hilo y aguja
  • Tijeras

Procedimiento:

Primero se debe confeccionar el vestido con un fieltro del más fino. Para esto hay que medir la distancia de los hombros y las rodillas del niño.
Se corta una tira que mida el doble. El ancho debe ser la mitad del contorno del pequeño más unos centímetros para las costuras.

Se dobla la pieza por la mitad y con las tijeras se realiza la abertura para la cabeza. Luego, se cose los laterales dejando las aberturas para los brazos.

A continuación, con el fieltro más grueso, se recortan los pétalos y se cosen al cuello. El fieltro es una gran opción para realizar este tipo de manualidades, ya que no hay que hacer pespuntes porque no se deshilacha.

Los pétalos lucen más si se disponen en capas. Y se pueden realizar variaciones tanto en el largo, como agregar pétalos en otra parte del traje, realizar pulseras que cuelguen pétalos, etc.

Sólo hay que desatar la imaginación igual que los niños cuando usen el disfraz.

Vía e Imagen | lasmanualidades