Escrito por

Brad Pitt: guapo y actor

Al escuchar su nombre, muchas mujeres, y también algunos hombres, olvidarán, para acordarse de su belleza, que se trata de un gran actor. Brad Pitt no solo es una belleza consumada (lo cual le ha ayudado mucho en su carrera), también estamos hablando de un hombre capaz de convertirse en muchos y muy diversos personajes.

Brad Pitt

Así, podríamos hablar de cuántas personas desearían ser él, como el propio protagonista (Edward Norton) en la película El club de la lucha, donde se muestra como un ser capacitado para luchar por algo realmente inquietante, y vencer la batalla, con una clase y elegancia dignas de muy pocos.

En Seven, nos mostró su lado investigador, pero mucho más allá de esto, nos enseñó a todos cómo los guapos también lloran, en aquella última e inolvidable escena, cargada de ira, nunca mejor dicho.

Con éstas dos películas, a David Fincher le tocó la lotería, o tuvo un gran ojo, según se mire, y es que al menos uno de sus actores de cada película, provocan interés por la misma de forma automática.

Quizá en la “saga” Ocean´s lo ha tenido más fácil, ya que actores de la talla de Matt Daemon, o George Clooney le acompañaron en todos sus robos, aunque esto podía ser un arma de doble filo, ya que en cierto modo, destaca menos sobre el resto.

Otras películas, como Siete años en el Tibet, y muchas otras, completan la carrera de un actor tan polifacético como fotogénico.

Parece ser que en Babel, el señor Pitt hace todo lo posible por no ser el patito bonito del lugar, y ser al fin un simple actor. Quizá es pronto para determinar esto. ¿Tendremos que esperar a que se jubile para hablar de él como un gran actor y no como ese hombre tan guapo?

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?