Escrito por Tendenzias

El plano-secuencia

Se trata de uno de los recursos narrativos más expresivos y plásticos que hay en el lenguaje cinematográfico. Por supuesto, como casi todo en este arte, ha de estar bien hecho.

Pero, ¿qué es un plano-secuencia?

Es, ni más ni menos, una secuencia rodada en un solo plano, es decir, sin que el director pronuncie la palabra “corten” entre plano y plano.

Porque, habitualmente, las secuencias se ruedan plano por plano. Imaginemos una conversación entre una pareja que comienza en la cocina, después continúa en el salón y finaliza en el dormitorio.

En primer lugar, rodaríamos los planos de la cocina. El plano general, en el que aparecen los dos, el plano de ella, en el que sólo aparece ella, y el plano de él, en el que sólo aparece él. Una vez hecho esto, se ruedan los “planos-recurso”, un tipo de planos que enriquecen la historia… el gesto de frotarse las manos por el nerviosismo, un cigarrillo apagado… planos que aportan dramatismo a la escena pero que no son imprescindibles.

Esta estructura se repetiría en los diferentes decorados, en este caso, salón y dormitorio.

En la sala de montaje, los planos se ordenan, dotándoles del ritmo que se quiera.

En el caso de un plano-secuencia y, siguiendo el mismo ejemplo, la conversación comenzaría en la cocina, los personajes se dirigirían al salón y la cámara con ellos, sin parar de rodar, para terminar en el dormitorio, donde también llegaría la cámara, que no ha dejado de rodar en ningún instante.

Y en montaje no se modifica nada… porque no hay nada que montar.

Un plano-secuencia nos involucra más en la historia, porque somos un personaje más de la misma, a nivel visual, por supuesto.

Sin embargo, para que funcione realmente bien, debe estar milimétricamente coreografiado.

Cuando esto sucede, es absolutamente maravilloso.

plano-secuencia.JPG
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?

  1. yose dice:

    E
    scribe aquí tu comentario.
    que son muy lento