Escrito por

La princesa prometida

William Goldman es el responsable de este precioso cuento llamado La princesa prometida. Ya he mencionado en alguna ocasión que, probablemente, sea el guionista de mayor éxito de los últimos 40 años, que se dice pronto. Es uno de los nombres que, cuando veo que participa en una película, entro sin dudar a la sala, sabiendo que me va a gustar o, al menos, entretener. El otro nombre que me impulsa a entrar en un cine es el de Jerry Bruckheimer.

La historia de La princesa prometida nace cuando Goldman, escritor y guionista, contaba cuentos a sus hijas antes de dormir. Un día, animado por su mujer y sus hijas, decidió escribir esas historias. Y así nació La princesa prometida. Los derechos del libro los compró una productora pero, por una causa u otra y, aunque la idea les parecía magnífica a todos, nunca se llegó a rodar.

Harto de esperar, Goldman recompró los derechos y esperó.

Años después, Rob Reiner, quien dirigiría la cinta, buscaba un proyecto para rodar y recordó un libro que había leído cuando era pequeño. El libro era La princesa prometida. Contactó con Goldman y, finalmente, casi 20 años después de haberse escrito, La princesa prometida se convirtió en película.

Atemporal y magnífica, adecuada tanto para el público infantil como el adulto, es una película por la que mereció la pena esperar casi 20 años, igual que uno de los personajes de la cinta, Íñigo Montoya, esperó ese mismo tiempo para vengarse de quien había matado a su padre.

Una película que cuenta una maravillosa historia de princesas, espadas, venganzas y aventuras. Una historia que sólo se puede calificar de una manera: preciosa.

princesa-prometida.jpg

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?

  1. Escotillacinefila dice:

    ohhhhhh, ¡la princesa prometida! la vi de peque.. jo, como echo de menos esta clase de películas, ahora todo son efectos especiales y demasiados aspavientos, pero les falta esencia… Gracias por recordármela!