Escrito por Tendenzias

Medidas extraordinarias: coloquio sobre sanidad

Quijote y Sancho Panza versus Brendan Fraser y Harrison Ford.

Don Quijote era aventurero, con mucho coraje y atrevimiento. Capaz de ver castillos donde solo había molinos de viento. Sancho Panza bonachón, tranquilo y diplomado en conciencia. Capaz de poner la paz y la cordura en la sinrazón.

En Medidas extraordinarias, Brendan Fraser es un padre de familia luchador, constante y defensor a ultranza de sus ideas. Capaz de ver soluciones a sus problemas donde solo hay pegas e inconvenientes. El gran Harrison Ford, interpreta al médico que pone cordura y ciencia a los problemas de su “Quijote” particular siendo capaz de poner la ciencia al servicio de la enfermedad.

Medidas extraordinarias Porque juntos, por primera vez en el cine, interpretan una historia basada en hechos reales, concretamente en John Crowley, un hombre que desafío el saber convencional y arriesgo el futuro de su familia para curar a sus hijos de una grave enfermedad.

Crowley%20family%20-%20lead

Harrison Ford, un científico poco convencional y Brendan Fraser, un padre de familia; se enfrentan al desafío científico de la curación de una grave enfermedad y deben luchar contra el sistema médico y empresarial cuyos protocolos e intereses no encajan en la solución de las enfermedades que tratan de curar.

Tom Vaughan

Tom Vaughan, nacido y educado en Escocia, con 40 años es el director de Algo pasa en Las Vegas, Ladrones de mentes y ahora presenta el drama: Medidas extraordinarias donde ha combinado el talento siempre perenne de Ford, con el avance rápido e inmejorable de Fraser que abandona las comedias y aventuras juveniles para adentrarse, en el cine de mayores por su personaje y el buen hacer que debe reflejar en él.

En mi opinión Medidas extraordinarias, es un drama para disfrutar y sentirse herido, cuando las trabas administrativas, burocráticas y el dinero de los grandes, son el problema para salvar vidas.

Sobre los métodos de los protagonistas y las razones de la administración pública que trata el filme, puede convertirse en interminables coloquios de conversación entre amigos y familiares después de haber disfrutado de una buena película, junto con unas palomitas.

El filme de Tom Vaughan, afortunadamente, cumple con el séptimo arte con nota y además nos permite convertirse en tema de dialogo entre los espectadores, algo que el cine, también es capaz de hacer: fomentar conversaciones, algo que cada día perdemos más en nuestro día a día.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?