Escrito por Tendenzias

La Cumbre de Copenhage llega a su fin sin los deberes hechos

Muchos eran los escépticos en cuanto a la utilidad que tendría la Cumbre de Copenhage en cuanto al futuro del clima se refiere. Y acertaron, haciendo válido el dicho de “piensa mal y acertarás”.

18 de diciembre. La cumbre llega a su fin sin un acuerdo claro entre países, en el que el Premio Nobel de la Paz, Barack Obama, llegó triunfalmente, para sí y su familia, suponemos, el último día a la cumbre. Con este estímulo, con estas ganas de alcanzar un acuerdo que arregle el desaguisado en el que hemos convertido este lugar en el que vivimos, era difícil lograr un acuerdo sólido entre países.

Fueron más de 10.000 delegados de 192 países, entre los que estaban ricos, pobres y también algunos que no eran ni ricos ni pobres. Y en mitad de todo el embrollo, ha sido la Unión Europea la que parece haber puesto más de su parte para controlar las emisiones… usando el dinero. Mucho dinero para los países subdesarrollados y en vías de desarollo, pero poco compromiso por parte de los países de dar ellos el primer paso.

El resultado, según se puede recoger en El Mundo, que a su vez ha recogido de EFE, los países se han comprometido en bajar las emisiones contaminantes un simbólico 4% respecto a los niveles de 1990. En los márgenes, tenemos a Estados Unidos y China, los dos países más contaminantes del mundo, que no comandan si no las discusiones acaloradas sin un objetivo claro. El uno, por no dar un paso al frente. El otro, por exigir, exigir, y no dar nada. Y en medio, José Luis Rodríguez Zapatero, que es optimista (nuestro Presi siempre parece optimista ante todo) sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo.

Una cosa si es cierta. Nuestros salvaplanetas, se han tirado once días de su vida en una ciudad maravillosa disfrutando de los placeres de la vida. No se crean que han escatimado en manjares o en medios de transporte poco ecológicos. Para apretarnos el cinturón ya estamos los demás.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?

Sin comentarios