Escrito por Tendenzias

Titulizaciones hipotecarias¿Qué son?

En estos últimos años de crecimiento en el sector inmobiliario las cédulas hipotecarias, que no son más que títulos valores de renta fija colocados en n partes entre un conjunto de inversores, y garantizados por la cartera de préstamos hipotecarios emitidos por la entidad.

Mediante la titulización de las hipotecas, las entidades emisoras consiguen financiación colocando los títulos sobre los inversores, y con esa liquidez pueden acometer la concesión de nuevos préstamos hipotecarios.

¿Se puede titularizar completamentamente un préstamos hipotecario?

En españa el máximo que se puede titularizar es el 80% del valor hipotecario no amortizado, con lo que garantiza la calidez crediticia, pero por ejemplo en Estados Unidos el porcentaje de estas titulizaciones es del 100%, con el consecuente riesgo que supone para la entidad emisora la falta de cobro de las denominadas hipotecas subprime.

Durante años esta operación ha sido interesante tanto para el emisor de las cédulas como para el inversor que quería invertir sus ahorros en un activo que le pudiera reportar unos tipos de interés superiores a otros productos como pudieran ser los depósitos bancarios.

¿Como han evolucionado las cédulas hipotecarias en el tiempo?

El mercado de este activo financiero de renta fija ha experimentado un decrecimiento de manera más que considerable en los últimos años como consecuencia, principalmente por el estallido de la burbuja inmobiliaria y el temor entre los inversores a colocar sus ahorros en todo tipo de productos financieros.

En la actualidad casi no se producen emisiones de cédulas hipotecarias en españa.

Fuente: Comisión Nacional del Mercado de Valores

¿Qué riesgo tienen las cédulas hipotecarias?

Las cédulas hipotecarias, al contrario de lo que pueda parecer, son productos financieros que ofrecen un nivel de riesgo mucho menor que otros productos como pueden ser las participaciones preferentes, sin embargo, al igual que éstos últimos no es producto garantizado por el fondo de garantía de depósitos, que en españa fue aumentado en el año 2007 hasta cubrir importes de hasta 100.000 euros para los depósitos y las cuentas corrientes de los ahorradores.

Otro de los riesgos inherentes a este producto es la quiebra de la entidad emisora de los títulos, puesto que el pago de los bonos y del nominal del título viene respaldado por los demás activos que posee la entidad.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?