Escrito por

LOST: Pequeños grandes momentos (I)

NOTA: Este post contiene algunas comentarios sobre la cuarta temporada. No hay ningún spoiler. Sólo hasta la finale de la cuarta temporada.

Explosiones, cliffhangers, misterios, preguntas, ciencia… y pequeños grandes momentos. Porque al igual que la vida, LOST es un aglomerado de pequeñas situaciones que desembocan en increíbles finales. Y son esos pequeños momentos los que dan vida a LOST. ¿Qué tal si rememoramos algunos de estos grandes momentos?

1. Sawyer confiesa a Jack que conoció a su padre.

Este fue sin duda uno de los mejores momentos de la primera temporada. Lejos de los misterios que nos acechaban por todos lados, esta sencilla (que no simple) escena emotiva nos permitió ver que Sawyer también tiene su corazoncito. Impagable la reacción de Jack al saber que su padre estaba orgulloso de él y que lo quería.

2. El primer encuentro Jack y Kate.

El tío que supusimos estaba llamado a ser el protagonista de toda la historia conoce a la chica que estaba llamada a ser la protagonista de toda la historia. La escena no tenía la carga que hemos visto en otros momentos de la serie, pero es bonito recordarla y recordar la historia que Jack le cuenta a Kate y que tendrá que contarle de nuevo allá por la tercera temporada.

3. Sawyer conoció a Christian Sheppard

La escena en la que Sawyer le confesó a Jack que conoció a su padre no hubiera dado lugar si antes no hubieramos visto esto. Adoro echar la vista atrás y ver cómo el personaje de Christian ha salido en todas las temporadas como un personaje más de la serie a pesar de no tener un gran protagonismo (¿seguro?). Esta conversación puede dar lugar a teorías después de lo que hemos visto en la cuarta temporada. Pero, cuando la vimos en la primera temporada, comprobamos que fue una escena genial.

4. Primer encuentro Desmond – Penny (para nosotros, claro).

Pocas entradas en la serie han sido tan emotivas como la llegada de Penny a Lost. En el primer capítulo nos quedamos un poco tocados cuando Desmond dijo que se estaba entrenando para una carrera alrededor del mundo, pero este capítulo doble del escocés nos dejó claro todo. Era una lucha por su honor. Una lucha por recuperar a su amada de las garras de su malvado padre (y tanto…). Giacchino, como siempre, hace que esta escena sea genial.

To be continued…

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?